Estantería con restos de tableros

Bueno, teníamos guardados unos tableros desde hace años, los utilizamos como mesa, como «martires» para pintar y arreglar otras cosas, … y ahora, después de las obras y las inundaciones teníamos que tirarlos o hacer algo con ellos.

Tenían zonas hinchadas porque chuparon mucha agua, restos de cemento y pintura así que,

después de cortar, lijar  y pintar todos los tableros, tenemos una fantástica estantería a medida para nuestro bajo ¡y muy resistente!

Objetivos conseguidos: menos residuos para nuestro medio ambiente, un buen ahorro económico y, sobre todo,  mucho entretenimiento, en mi caso, con mi marido pues este tipo de trabajos solemos hacerlos juntos ¡lo recomiendo!