Manta bebé: lana afieltrada y vellón fieltro pinchado para los dibujitos

Preparación de los tintes con cáscara de cebolla, ortigas y cesped recién cortado
Mordentar lana para que coja bien el tinte
Teñir la lana
Abrir y cardar una vez teñida y seca la lana
Y este es el resultado: reversible, con tela 100% algodón y lana 100% natural

¡Silla nueva!

Silla acabada

Y este es el resultado, no fue difícil pero sí trabajoso:

  • Primero desmontar la silla
  • Quitar la tela vieja, es decir, quitar toooodas la grapas
  • Utilizar la tela vieja como patrón sobre la nueva para cortarla

Colocar la tela nueva e ir grapando por la parte de abajo ¡claro!

Desmontar
Desgrapar
  • Se pone la primera grapa en el centro de la parte trasera y la siguiente en el centro de la parte delantera, así nos queda la tela colocada y tensa.
  • Después hacemos lo mismo con los laterales.
  • Las siguientes cerca de cada esquina siempre tirando bien de la tela para que quede tensa y sin arrugas.
  • Y seguimos grapando desde el centro hacia las esquinas

¡Y ya está!, una nueva vida para una silla que estaba ya muy deteriorada y que ahora espero que dure ¡muuuchos años!