Manta XXL marrón

Y aquí la lana marrón, sin tintes, 100% natural, pero con un tremendo defecto: el olor

Primero hice una con los brazos pero quedó demasiado larga y estrecha, así que la deshice.

Para darle más puntos ya me fue más cómodo hacerla con las manos, como la blanca, y este es el resultado final:

Ahora solo queda meterla en una caja con bastantes ambientadores absorventes y sin fragancias (tengo miedo que se mezcle el olor a lavanda, cítricos, … con el propio de la lana y sea peor el remedio que la enfermedad), tipo los que hay para frigoríficos y rezar para que se le vaya ese olor tan fuerte, desde luego sólo con ventilar no vale, yo la he tenido durante mes y medio estirada en una habitación ventilada y el olor sigue siendo muy fuerte, mucho más que la lana blanca que apenas huele

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *