¡Silla nueva!

Silla acabada

Y este es el resultado, no fue difícil pero sí trabajoso:

  • Primero desmontar la silla
  • Quitar la tela vieja, es decir, quitar toooodas la grapas
  • Utilizar la tela vieja como patrón sobre la nueva para cortarla

Colocar la tela nueva e ir grapando por la parte de abajo ¡claro!

Desmontar
Desgrapar
  • Se pone la primera grapa en el centro de la parte trasera y la siguiente en el centro de la parte delantera, así nos queda la tela colocada y tensa.
  • Después hacemos lo mismo con los laterales.
  • Las siguientes cerca de cada esquina siempre tirando bien de la tela para que quede tensa y sin arrugas.
  • Y seguimos grapando desde el centro hacia las esquinas

¡Y ya está!, una nueva vida para una silla que estaba ya muy deteriorada y que ahora espero que dure ¡muuuchos años!

 

¡Y ya está, 5 kg de jabón!

Jabón ya cortado

Ya veis, con muy poco trabajo, 3kg de aceite usado se han convertido en 5kg de jabón ecológico y de alta calidad.

Como el molde lo había cubierto con film de cocina sólo tuve que cogerlo por los extremos para desmoldar y ponerlo en una tabla para cortarlo más fácilmente.

Desmoldar
Cortar encima de una tabla

 

 

 

 

 

Una vez cortado lo volví a poner en la bandeja intercalando papel de cocina, lo tapé con papel de periódico, y ya sólo queda esperar 4 semanas para poder utilizarlo.

Pastilla triturada

Yo utilizo la pastilla directamente para los cuellos y axilas de camisas antes de meterlas en la lavadora. También hago jabón líquido para suelos, para la lavadora o como lavavajillas manual triturando las pastillas, ¡vamos, que me ahorro una pasta en jabón! y aporto mi granito de arena en el cuidado del medio ambiente, no solo por reutilizar el aceite sino,  cada vez que pongo la lavadora, lavo los platos o friego el suelo.

 

 

Jabón con aceite usado

Jabón

Hola, apenas me queda jabón así que vamos a cambiar un poquito de tercio y os cuento cómo reciclar el aceite usado.

Para mí este es el trabajo casero de reciclaje más importante y el que mayor satisfacción me proporciona pues me deshago de un tremendo contaminante de una forma muy limpia: haciendo jabón.

Además es un buen ahorro. Con este jabón hago jabón líquido que utilizo para la lavadora, para suelos y también como lavavajillas manual (en el lavavajillas no suelo utilizarlo porque queda la loza empapada).

¿Más razones de por qué lo hago?

  • Porque obtengo un jabón de una calidad increíble, ropa limpia  ¡y sin utilizar lejía ni otros blanqueantes!
  • Porque es un excelente quitamanchas.
  • Porque es un jabón biodegradable que no daña al medio ambiente pues la lejía (agua mezclada con sosa) desaparece después del proceso de saponificación (reacción química que se produce cuando mezclas lejía con un aceite o grasa).
  • Porque  1 litro de aceite puede contaminar 1000 litros de agua, evito tirarlo por el fregadero o inodoro.
  • Porque hay más razones que podéis ver en estos enlaces:

Aquí os dejo un enlace para saber más sobre el reciclaje de aceite usado: SIGAUS y otro enlace para ver un artículo muy completo (o a mí me lo parece) sobre el aceite doméstico: aguasresiduales.info

Y así es como yo hago jabón:

  • Lo primero que hago es comprobar que tengo vinagre, pues si me fallan todas las medidas de protección, el vinagre neutraliza la sosa y hay que echarlo lo antes posible. Si te salpicas con algo de sosa hay que actuar de inmediato.
  • Pesar el aceite usado y filtrado para poder calcular la cantidad de agua y sosa que necesito. Para esto aconsejo utilizar la  calculadora de Mendrulandia
  • Protegerme con guantes, mascarilla y gafas para evitar salpicaduras.
  • En un espacio bien ventilado (este proceso alcanza temperaturas muy altas y desprende vapores tóxicos), mezclar la sosa con el agua y remover hasta que esté completamente disuelta (con un palo, no utilizar metales). Es importante que el recipiente no sea de aluminio (yo utilizo una tina de plástico), y echar la sosa al agua, nunca al revés.
  • Espero un rato para que se enfríe esta lejía y mientras voy echando el aceite en un capacho de plástico. Cuando ya no veo salir vapor de la lejía la echo con cuidado sobre el aceite y empiezo a remover con un palo sin parar hasta que quede una consistencia como una mahonesa y se pueda apreciar la traza. Es en este momento cuando ya se puede añadir las esencias que quieras (yo suelo utilizar eucalipto), remover para que se mezclen bien y ya echar en el molde.
  • Como molde utilizo una bandeja de arena para gatos que primero cubro con film para que después sea más fácil de desmoldar. También se puede utilizar un molde de silicona o tarrinas de mantequilla … no aconsejo tetrabricks pues tienen aluminio y pueden estropear el jabón.
  •  Y ya está, ahora esperar un par de días para desmoldar y cortar en pastillas.

Utilizo un capacho grande que pongo en el suelo y así, si se me cae, siempre salpicará menos que si se me cae de una mesa. Tampoco utilizo batidora, no sería la primera vez que salpico todo haciendo una mahonesa ¡no quiero ni pensar que me pasara lo mismo con la sosa y el aceite!

Antes de poder utilizar este jabón, tenemos que envolver las pastillas en papel y esperar 4 semanas para que el jabón cure por completo.

Como veis es muy fácil y no lleva mucho tiempo, en 15 minutos ya había obtenido la textura correcta. En cualquier caso, el jabón no se puede hacer ni con prisas ni con niños o mascotas a nuestro alrededor.

Ahora os pongo unas fotos para que os hagáis una idea:

1.- Pesamos la sosa en otro recipiente
2.- Situamos el vinagre bien cerca
3.- Echamos la sosa al agua para obtener la lejía
4.- y revolvemos hasta que esté bien disuelta
5.- Esperamos a que esta lejía enfrie un poco y la añadimos al aceite
6.- y seguimos revolviendo sin parar
7.- hasta ver la traza
8.- Ahora ya podemos añadir las esencias, mezclar bien y echar en un molde

Y … ¡sofá nuevo! (o casi)

Sofá nuevo

¡Ya está!, tapicé el sofá con una nueva tela y forré el colchón (es un sofá cama) con la funda de edredón que me había estropeado mi nuevo gatito (cuando todavía no sabía utilizar el rascador), y bueno, creo que aún va a durar unos añitos más, ¿qué os parece?

Tuve que desmontarlo por completo y desgrapar la tela vieja con cuidado pues es la que utilicé como patrón para hacer las piezas nuevas:

Antes
Desmontando todo
Después

Es un sofá-cama muy cómodo tanto para dormir como para preparar y quitar la cama, ¿veis por qué no quería deshacerme de él?

Somier laminado
Cama muy cómoda
Y de un tamaño considerable

 

Diciembre 1 de 3

Bueno, primer fin de semana de diciembre finalizado, ¿lo habéis aprovechado?, porque este año sólo tenemos 3 y, si nos vamos de puente, sólo 2 fines de semana aprovechables para estos quehaceres, eso sí, sin quitar ni un sólo minuto cañitas, cenitas y demás celebraciones con familia y amigos, ¡que son la verdadera carga de energía positiva!

Que tener la casa limpia y ordenada gusta mucho, una gran satisfacción, pero nada comparado con unas buenas risas con los tuyos.

Así que, ¿aproveché el fin de semana en cuestiones caseras?:

  • tapicé-forré  sillón, sólo me queda montarlo
  • lavé fundas de los demás sillones (poner mientras las provisionales), sólo me queda planchar y reservar para colocar el día 31

Bien, tema sillones ….¡Hecho! (aunque he aumentado el tema plancha, je,je)

 

 

 

 

 

Diciembre, el mayor de los retos

Estamos a punto de entrar en la recta final del año. Es el momento que yo aprovecho para deshacerme de todo aquello que no utilizo, que no me gusta, que no me sirve y acabar con todos los proyectos que, a lo largo del año, fui dejando «para mañana».

Es el momento de decidir qué es lo que voy a reciclar, a tirar o donar y lo que me voy a quedar y ¡tengo sólo un mes!, hay que planificar y aprovechar muy bien el tiempo.

Para acabar pronto, aquí os dejo algunas propuestas:

  • Pintar salón:    ¡Hecho!
  • Vaciar, uno a uno, todos los armarios y hacer 3 montones:
  1.      no me sirve – no lo uso:      meter en caja o bolsas para DONAR
  2.      deteriorada:                        hay sitios que también la utilizan, bien para trapos o bien para acumular kilos de ropa que les pagan al peso, así que DONAR o tirar
  3.      lo utilizo:                            único montón que puede volver al armario. Aquí podemos utilizar también cajas para guardar la ropa que no es de esta temporada y así tener más liberado el armario y no se arrugue la ropa que acabas de planchar y que has tenido que colocar casi con calzador en el armario.
  • Almacenar en un rincón todo lo que haya decidido reciclar:
  1. aprovechar camisas viejas para forro de cajas, delantales o fundas de cojines, por ejemplo.
  2. aprovechar fundas de edredón o sábanas para tapizar sillas o hacer una funda para sillón.
  3. guardar todas las telas que me gustan, en algún momento las puedo necesitar
  4. tirar todo lo que no pueda guardar
  • Limpieza exhaustiva de toda la casa. Lo mismo que con los armarios, lo primero es tirar o donar todo aquello que no vale o no utilizamos.

¡Manos a la obra!

 

 

Un salón nuevo

Antes
Antes

Hola

Por fin he acabado de renovar los muebles del salón, da trabajo, pero es un trabajo muy agradecido. Los resultados son espectaculares, el cambio es radical (independientemente de que te guste más o menos) y por muy poco dinero.

El reto era actualizar el salón. Conseguí 2 vitrinas y 2 módulos bajos que quería combinar con los módulos míos. Los estilos eran completamente distintos; mis muebles son los clásicos de pino de toda la vida y los nuevos mucho más modernos, así que decidí unificar con el color.

La vitrina pequeña la pinté con pintura en spray Pintyplus. Nunca había usado este tipo de pintura y las conclusiones de esta experiencia son:

  • Muy fácil de utilizar.
  • Acabado genial, sobre todo en esquinas, ranuras y sitios poco accesibles.
  • Cunde poco, al menos a mí, que tuve que utilizar 5 botes y me llegaron porque no iba a dejarlo liso, sino tendría que utilizar un mínimo de 3 botes más.
  • El spray deja todo perdido y se agradece mascarilla, se inhala de todo, sobre todo ese polvillo tan fino.

img_1333img_4321

Así que, viendo todo lo que tenía que pintar, decidí pintar de la manera tradicional rodillo y brocha en mano. No encontré el mismo color base de la primera vitrina, pero el blanco antiguo de Xilacel me quedó perfecto, al fin y al cabo, el color final lo da la cera con betún de judea que utilicé para el acabado final

img_4339img_4364

El mueble de la TV lo lijé un poco para arreglar pequeños desperfectos, pero no ha influído en el resultado final, quedó igual que los demás.

Como podéis ver, el estilo de las vitrinas es totalmente diferente, pero al darles el mismo acabado, se combinan perfectamente

 img_4373     img_1778

Y este es el resultado, un salón nuevo y con el doble de espacio de almacenaje.

Antes
Antes
Salón nuevo
Salón nuevo

Manos a la obra

Quedé encantada con la pintura Pintyplus Chalk paint spray en lo que se refiere a rapidez y acabado, pero he necesitado 5 botes para una vitrina de 130x80x30cm y me ha quedado todo perdido de polvillo, menos mal que no arriesgué y lo hice en el bajo.

Los muebles que me quedan por pintar los tengo en el interior, no me apetece bajarlos, así que voy a probar con bote de pintura y rodillo, espero encontrar un color similar al que he utilizado pues Pintyplus, que yo sepa, solo la tiene en spray (al menos donde yo la compré).

Además, un bote de pintura a la tiza de 750ml está sobre los 14€ (según marcas, claro), así que también me va a suponer un considerable ahorro.

El enlace Pintar con spray en interior o exterior de  Bricoydeco  te aporta más datos y experiencia para tomar una buena decisión sobre dónde y cómo pintar con spray.